Como es ser gay en la secundaria

La adolescencia y pubertad es una etapa compleja para todas las personas. Es un periodo de transición de la infancia a la edad adulta y, por tanto, un periodo de cambios tanto físicos como psicológicos.

Se suele afirmar que la adolescencia es una etapa conflictiva y de rebeldía y esto puede ser así debido a que estos cambios llegan a ser problemáticos cuando no se les facilita a l@s adolescentes la orientación, información y comunicación adecuada para sobrellevar esta etapa.

Ël/la adolescente debe atravesar por un proceso en el cual busca un concepto de sí mism@ y esto será influenciado por factores sociales y culturales. Algunos de estos factores suelen ser el rechazo de los padres (modelos de la infancia) y la búsqueda de nuevos modelos para poder imitar.

En esa búsqueda para construirse a sí mism@s se encuentran elementos de por medio como la autoestima, la imagen del propio cuerpo, el apoyo familiar y el ambiente social.

Ahora, si para un@ adolescente heterosexual y cisgénero es algo complicado, para un@ adolescente gay, lesbiana, bisexual o trans será un proceso mucho más conflictivo, no solo por el proceso de descubrimiento de la orientación sexual o identidad de género, sino por el constante rechazo social que l@ acompañarán día a día y que pone en riesgo el desarrollo personal.    

pasar por la secundaria fue la etapa ms difcil de mi vidajpg      

Con un retrato personal desde la realidad que viví, puedo afirmar que el pasar por la secundaria fue la etapa más difícil de mi vida, pues desde que era pequeño la programación de los medios de comunicación se ha dedicado a mofarse y divulgar un mensaje completamente opresor y repleto de discriminación y violencia hacia la comunidad LGBT+. ¿Quién no recuerda personajes como Agapito de “Cero en conducta”, Carmelo y Paul de “La hora pico”, Poli de Pablo Cheng, Julio Esteban de Eugenio Derbéz o Yajairo de Omar Chaparro? Personajes que con un mensaje misógino y homófobo se dedicaban a burlarse de la feminidad masculina y etiquetando a los hombres gays en el estereotipo de hombre incompleto, femenino, débil y promiscuo del cual tod@s pueden burlarse.

Ante todos estos personajes, muchos hombres gays crecimos con la idea de que si decidíamos “salir del clóset” no debíamos ser femeninos y debíamos aclarar: “soy gay pero no me visto de mujer o no quiero ser mujer” reprimiendo nuestra expresión sexual, pensando que ser femenino era algo negativo; Además, sintiendo una superioridad sobre las mujeres trans, pues se tiene la idea de que las mujeres trans son sólo hombres “muy” gays.

Crecimos con la idea de que la identidad de género era lo mismo que la orientación sexual y vivíamos con miedo de ser como “Francis”, aquél travesti que los medios usaban como burla y que en las escuelas y hogares nos atemorizaban con la idea de que era malo y un “pervertido”.

Además, fuimos criados en una sociedad que siempre beneficia y antepone a los hombres y la masculinidad por encima de todo. Los mensajes que escuchamos de la iglesia, la familia y la escuela es que ser gay no es algo normal y quien decida aceptarlo será estigmatizad@ y será receptor de burlas por las demás personas.

Creces con la idea de que tu familia o amig@s pueden rechazarte en cualquier momento por tener una orientación sexual o identidad de género diferente de lo establecido por la norma social.

mis compaers desde la primaria se encargaron de hacerme pensar que no era ni hombre ni mujerjpgLos pensamientos que llegaban constantemente a mi mente era que ser gay no estaba bien, mis compañer@s desde la primaria se encargaron de hacerme pensar que no era ni hombre ni mujer y que pensar en una relación seria y formar una familia era algo totalmente utópico.

Cada día escuchaba insultos, un canto de: “ay mariposa, tienes una mirada…” cada que atravesaba los pasillos, insinuaciones de una relación con mi mejor amigo y los hombres tenían miedo de acercarse por la ridícula idea de que: “como eres gay, te van a gustar todos los hombres”. Vivía con miedo de que en clases se tocara el tema de la homosexualidad porque tod@s volteaban a verme (aunado a la desinformación en materia de sexualidad que no estuviera enfocado en relaciones heterosexuales o infecciones de transmisión sexual).

Actualmente la desinformación continúa en los medios masivos y constantemente siguen apareciendo personajes que se burlan de la comunidad LGBT+, pero sin duda, cada vez es más frecuente encontrarnos con presencia de diversidad sexual y de género en la televisión, radio, prensa, plataformas de streaming y redes sociales que luchan por romper los estigmas que por años se han permitido.

Aún falta un gran camino por recorrer, todavía persiste la discriminación y violencia contra la comunidad LGBT+. La homosexualidad masculina es cada vez más visible, pero lejos están de hablar de lesbianas, bisexuales y personas trans.

Como esta invisibilidad permanece, les invito a las personas que leen este blog a que se informen más, que tengan empatía, escuchen y apoyen aún cuando para ustedes es un tema difícil o desconocido.

todo ese tormento va a terminarjpg

A l@s adolescentes quiero decirles que todo ese tormento va a terminar, que todo puede superarse y que personas van a alejarse de ti, pero otras nuevas que te acepten llegarán. También que no es necesario tener el apoyo ni el cariño de toda tu familia, quienes decidan apoyarte lo harán y quienes no, es mejor alejarte por tu salud mental.

Refúgiate en las cosas que disfrutas o en las personas que aprecias, yo me refugié en mis compañeras y amigas, que, aunque eran pocas, siempre he tenido más apoyo y empatía de mujeres que de hombres. Me refugié en mi único amigo hombre y que también es homosexual, me refugié en una serie (Glee) que me acompañó en todo ese proceso y donde por primera vez vi un hombre gay con el que me identifiqué y donde vi el primer beso entre dos hombres que se querían. Pero, sobre todo me refugié en mi familia, que, aunque aún no salía del clóset con ell@s, sabía quiénes me querían y podrían aceptarme.

Aunque pienses que esta etapa va a durar para siempre y que el rechazo va a acompañarte a lo largo de tu vida, lo mejor que puedes hacer es trabajar tu autoestima, seguridad y amor propio para que nadie pueda lastimarte.

Rodate de personas que te aprecien y te ayuden de forma positivajpg

Rodéate de personas que te aprecien y te ayuden de forma positiva y lo más importante: busca orientación y apoyo psicológico, sea cual sea la respuesta de tu familia, siempre es importante acompañarte de terapia para poder sanar algunas heridas que pudieras tener y hacer las paces contigo mism@.

que nadie te haga creer que no valesjpg

No estás sol@ y recuerda que tienes los mismos derechos que cualquiera, que nadie te haga creer que no vales.

Criss Macías Flores