Derechos sexuales y reproductivos


DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS

La sexualidad es una dimensión inherente y central en todas las etapas de la vida del ser humano. El pleno disfrute de nuestra sexualidad, así como el placer, son fundamentales para el bienestar físico, mental y social.1png

Por ello es necesario conocer los derechos sexuales y reproductivos, para ejercerlos y que estos sean reconocidos por el Estado, quien tiene la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar nuestros derechos. Además, la Constitución Política de nuestro país, así como tratados internacionales, han tenido reformas importantes. Se han creado leyes y normas para procurar el bienestar de la población y que tod@s puedan ser incluid@s, sus derechos respetados y garantizados, incluyendo los Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos.

Las garantías para la protección de estos derechos deben llevarse a cabo sin distinción de origen étnico, sexo, género, identidad de género, orientación y expresión sexual, edad, discapacidades, condición social, de salud, religión u opiniones, estado civil o cualquier otra circunstancia que atente contra la dignidad humana, pues nuestros derechos son otorgados por el simple hecho de ser humanos.

NUESTROS DERECHOS SON:

1.- Tenemos derecho a decidir de forma libre, autónoma e informada sobre nuestro cuerpo y nuestra sexualidad. 

2.- Tenemos derecho a ejercer y disfrutar plenamente de nuestra sexualidad, así como vivir cualquier experiencia, expresión sexual, erótica o de género que elijamos, siempre y cuando se respeten los derechos de las personas involucradas.

2jpg

3.- Tenemos derecho a manifestar públicamente nuestros afectos y ejercer nuestra libertad individual sin prejuicios, discriminación ni violencia de cualquier tipo. Pues las expresiones públicas de afecto contribuyen a la visibilidad y respeto a la diversidad sexual y de género, así como a una cultura de paz y libre de violencia.

4.- Tenemos derecho a decidir libremente con quién/quienes relacionarnos de forma afectiva, social y eróticamente, así como decidir ejercer o no nuestras prácticas sexuales y formas de relacionarnos. También podemos elegir libremente con quien/quienes compartir nuestra vida, sexualidad, emociones, deseos, placeres y/o afectos.




5.- Tenemos derecho a que se respete nuestra privacidad e intimidad y a que se resguarde confidencialmente nuestra información personal en todos los ámbitos de nuestra vida (escolar, social, familiar, digital, laboral y servicios de salud).

6.- Tenemos derecho a la vida, a la integridad física, psicológica y sexual, a vivir libres de violencia (física, psicológica, sexual, patrimonial y simbólica) y no ser sometid@s a ningún tipo de tortura ni tratos crueles, inhumanos o degradantes por ninguna persona o autoridad en el ámbito familiar, laboral, social, escolar, digital y de salud.

3jpg

7.- Tenemos derecho a decidir de manera libre e informada sobre nuestra vida reproductiva. Si deseamos o no tener hij@s, cuánt@s, cada cuando y con quién, sin que nuestra orientación sexual, identidad de género, estado de salud, edad, estado civil o cualquier otra condición o característica personal sea un impedimento.

8.- Tenemos derecho a la igualdad, a vivir libres de prejuicios y estereotipos de género que limiten nuestras capacidades, prácticas y ejercicio pleno de los derechos, pues somos iguales en derechos ante la ley.

9.- Tenemos derecho a vivir libres de discriminación, pues tod@s tenemos diferentes formas de vivir nuestras identidades sexuales y culturales, así como diferentes formas de vivir y ejercer nuestra sexualidad sin que se nos discrimine por ello.

10.- Tenemos derecho a la información actualizada, veraz, completa, científica y laica libre de prejuicios y estereotipos, mitos o culpa sobre nuestra sexualidad, para que podamos tomar decisiones libres sobre nuestra vida. En específico sobre temas de género, erotismo, vínculos afectivos, reproducción, interrupción legal del embarazo, placer y diversidad.

11.- Tenemos derecho a la educación integral en sexualidad que fomente la toma de decisiones libre e informada para procurar el bienestar físico, mental y social.

12.- Tenemos derecho a los servicios de salud sexual y reproductiva que sean amigables para adolescentes y jóvenes, confidenciales, de calidad, gratuitos, oportunos y con pertinencia cultural.

13.- Tenemos derecho a la identidad sexual, a construir, decidir y expresar nuestra identidad de género, orientación sexual e identidad política.

14.- Tenemos derecho a la participación en las políticas públicas sobre sexualidad y reproducción, en su diseño, implementación, evaluación y seguimiento.

Todos nuestros derechos que mencionamos anteriormente tienen un sustento jurídico, ya sea de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, de instrumentos internacionales como lo son la Convención de Belem do Pará, Convención de los Derechos del Niño, Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Pacto Internacional por los Derechos Civiles y Políticos, por mencionar algunos.

4jpg

Es muy importante conocer nuestros derechos, que sean reconocidos y garantizados en todos los ámbitos sociales en igualdad, como ciudadan@s y seres humanos. ¡ESTO AÚN NO TERMINA!

Les invito a que puedan conocer más sobre ello.

Criss Macías Flores