¿Porque crear una institución para la atención de niños, niñas adolescentes y jóvenes de la diversidad sexual y de género?

¡Auka!  -hola en lengua cucapá-

Soy del norte del país, ahí viví hasta los 28 años, desde siempre he tenido inquietud por las causas sociales, mi primera intención (alrededor de los 9 años) era ser psicóloga, pero mis habilidades me llevaron por otro camino.

La vida me trajo a León Guanajuato, donde vivo desde hace 20 años, me vine casi con lo puesto, con esperanza y con un sueño: que mi trabajo, mi esfuerzo llegara a las personas mas vulnerables, que mi labor siempre fuera reconocida con la alegría de alguien.

Yo vine a un internado de adolescentes y me sorprendió la vida, vine a ayudar, ¿verdad? pero este fue un viaje hacia el interior de mi misma, tomo forma la gran pasión que ya sentía, aprendí a amar lo no amable, vi con otros ojos la realidad de las personas, mi mundo era y sigue siendo muy pequeño.

Dentro de esas otras realidades vi de frente el dolor, el abandono,  la violencia,  la culpa, el maltrato, del rencor, pero también vi el perdón, la supervivencia, la voluntad, la empatía, la lealtad, el agradecimiento, el trabajo en equipo y comprobé que todos tenemos algo para dar.
Diseo sin ttulojpg


Algo que quiero recalcar, es mentira que uno no da lo que no tiene, puedo no tener paz (mi caso) pero tuve voluntad de amar, pude ver empáticamente al que sufría, pude dar lo que no sabia que tenia y algo me quedo claro, fui un instrumento, todos podemos dar, aunque no tengamos nada, si permitimos que nuestro ser sea un medio ¡claro que podemos dar lo que no tenemos!

Volviendo al tema, dentro de estas situaciones tan difíciles que pude palpar, existe una que empeora todas las demás: ser de diversidad sexual o de género, por razones que aun no entiendo, una persona que es maltratada, si es de diversidad sexual o de género ¡es peor! si es abusada, ¡es peor! si tiene tendencia a la depresión ¡es peor! todas las vulnerabilidades que conocí empeoran si la persona que lo padece es de diversidad sexual o de género.

Después de tantos años (22), la inquietud volvió a mí, esa inquietud de volar, de innovar, de arriesgar y aquí voy de nuevo, apostando por las personas vulneradas y por ser un medio, un instrumento de hacer el bien.

En este año que sacudió al mundo, el terrible 2020, he tomado el impulso de participar en una institución que abrace a esta población tan olvidada, tan ignorada, tan vulnerada y tan herida.

 que necesitan los nios nias adolescentes y jvenes de la diversidad sexual y de gnero_jpg



El sueño empezó pensando ¿que necesitan? y estas fueron mis respuestas.

Estas personas necesitan:

*Ser atendidas, orientadas, informadas desde niños para que no se vea tan afectada su autoestima, para que no se lleguen a sentir “raros”, para que crezcan comprendiendo que no es su culpa.

*Necesitan reconciliarse con sus familias, seguir integradas a ellas, ser uno más del núcleo familiar.

*Necesitan ser respetadas en sus espacios escolares, sociales en general.

*Necesitan ser preparadas para el mundo hostil que persiste en nuestra sociedad.

*Necesitan tener acceso libre al tipo de trabajo que les parezca mejor, sin temores, sin malos tratos

*Necesitan no ser discriminados, ser aceptados, ser amados, ser comprendidos, ser respetados, me atrevo a decir que, hasta aprovechados, por que al negarles oportunidades, la economía social también pierde.

A partir de estas respuestas empecé a trabajar muy duro, busqué personas aliadas, respetables, empáticas, diversas, con vocación de servicio, y de ahí nos fuimos como la lava, avanzando lento, pero arrasando.

Y aquí estoy siendo parte de un equipo maravilloso, la institución existe, tenemos donde, con que y con quien atender a las personas favoritas de mi corazón, niños, niñas adolescentes de la diversidad y de género.

Muy lejos estoy de cumplir ese sueño, lo que en realidad quiero es cambiarles las circunstancias de vida, pero me enfocaré en intentar acompañar a estas personas para que no pasen por tanta turbulencia, sol@s.

blog 3png


Estas palabras con para ti, niño, niña, adolescente, joven de la diversidad sexual y/o de género,:

Todo este esfuerzo, preparación, aprendizaje, entendimiento, es para ofrecerte lo mejor que se pueda, porque todo lo que recibas será consiente de quién eres y amándote justo por esa razón y no viéndote como “pobrecito o pobrecita” más bien pensando que las circunstancias que te tocaron vivir hacen tu desarrollo más difícil, no te puedo cambiar el mundo, pero si te puedo dar la mano y un abrazo que lleves por siempre.


Con mucho amor y respeto

Mayra Bórquez